Archive for 'Opinión' category

iPhone, Safari y Google Gears

Steve Jobs ha anunciado hoy, durante el WWDC, lo que será el nuevo SDK para el iPhone: HTML y JavaScript.

Después de la presentación del iPhone se generó mucho FUD sobre el posible desarrollo de aplicaciones de terceros para el nuevo teléfono de Apple. El iPhone perdía atractivo si no se permitía el desarrollo de nuevas aplicaciones. Por ejemplo en All Things Digital:

Is the iPhone’s platform closed? And if it is, will it be open to developers in the future? Jobs says it’s a security issue, but Apple is working to find a way to allow developers to build applications for it. Jobs says he doesn’t want the iPhone to be “one of those phones that crashes a few times a day.” He adds: “We would like to solve this problem and if you could just be a little more patient with us, we’ll do it.”

Apple con el anuncio de hoy evita los dos problemas: por una parte, permite que se desarrollen aplicaciones para el iPhone, incluso señalan que se verán muy lindas en el iPhone gracias a Safari; por otra, consiguen alejarse de los posibles problemas asociados a la creación de una nueva plataforma de desarrollo.

Si a esto añadimos que escogen HTML y JavaScript, dos lenguajes ampliamente conocidos y difundidos que conseguirán acercar a muchos desarrolladores a realizar aplicaciones para su teléfono, podemos decir que Apple sabe en que liga juega.

Pero, porque todo tiene su pero, HTML y JavaScript no son suficiente, se necesita algo más para poder desarrollar aplicaciones medianamente potentes, y aquí es donde debería entrar Google a jugar su partida. Google Gears podría ser el complemento ideal para desarrollar aplicaciones completas para Safari en iPhone.

Actualmente Safari no soporta Gears, o mejor dicho no hay versión de Google Gears para Safari. Pero además Gears tendría que ser instalado en el iPhone como una third party application, que es lo que en primera instancia quería evitar Apple. O los de la manzana tienen todavía un as guardado en la manga, o sería más que interesante que llegasen a un acuerdo con Google para poder integrar Google Gears en su maldito-pero-tan-hermoso teléfono.

Las memorias USB, también conocidas como pendrives o USB flash drive, son esos dispositivos de almacenamiento basados en memoria flash de tipo NAND. Actualmente el rango de capacidad se encuentra entre los 512 Megabytes y los 2 Gigabytes, esto es lo más común en las tiendas, aunque podemos encontrar algún modelo de pendrive de 64 gigabytes.

En mi universidad, todos los estudiantes de informática, disponemos de una cuenta en un servidor FTP y una cuenta en un servidor web. No contamos con una excesiva capacidad, pero si lo suficientemente grande como para poder almacenar todas las prácticas y todos los trabajos de la carrera.

Todos los días veo como mis compañeros conectan sus lápices USB para ver sus prácticas y guardar las que están realizando. Diría que el 95% de ellos usa un pendrive para guardar sus trabajos/prácticas.

Yo me niego a usar los pendrive, teniendo acceso al servidor FTP de la universidad, veo innecesario estar pendiente de dichoso lápiz. No olvidar que está enchufado, de montarlo/desmontarlo. Y si por despiste lo olvidas enchufado, no te preocupes, alguien se habrá encargado de poner ruedas al invento.

Ahora diréis, el servidor FTP puede estar caído y no tendrás acceso a tus archivos, pero visto así, el pendrive puede morir, puede que no lo puedas usar en ese sistema operativo que normalmente tú no usas, o incluso te lo puedes olvidar en casa. Además si el servidor está caído, diría que no se podrían realizar la mitad de las prácticas, porque la mayoría de los profesores usan ese mismo servidor para publicar sus archivos.

Quizás me pierda algo, pero no encuentro suficientes ventajas para viajar con un pendrive a todas partes, y menos cuando la penetración actual de Internet es tan grande. Incluso cuando voy a hacer la revisión al coche, en la sala de espera, hay dos equipos con acceso a internet de banda ancha. Por poner otro ejemplo, hace poco Óscar me pasó ~700 megabytes entre fotos y videos del Audi RS4, y no nos hizo falta un pendrive para llevar a cabo tal proeza, tan sólo nos hizo falta una conexión a internet. Lo siento pero los pendrive son muy 2003.

Disclosure
Haciendo click en alguno de los siguientes enlaces, y contratando alguno de los servicios ofertados, es posible que reciba un porcentaje de la venta.

Para los que no dispongáis de un servidor FTP/Web, por 7.95 dólares americanos (uno 6 euros) al mes, en DreamHost, puedes contratar un servidor con 200 gigabytes de capacidad, que te permite transferir hasta 2 terabytes al mes. Además incluye un dominio propio, en el que se pueden configurar cuentas de correo.

DreamHost me permite ofrecer descuentos, así que si a la hora de contratar uno de sus servicios indicas el código R92 en el campo promo code del formulario, obtendrás, durante el primer año, un descuento de 92 dólares, por lo que puedes contar con un magnífico servidor por una cantidad cercana a los 2 euros al mes.

Mi amigo Joe facilita más información sobre los descuentos de DreamHost, él también dispone de códigos de descuento en DreamHost de hasta 92 dólares, me veía en la obligación de decir esto, para que luego no se enfade conmigo :)

Elegir una licencia con la que publicar el contenido en la web puede convertirse en algo tan sencillo como acercarnos a la web de Creative Commons y escoger una licencia mediante un sencillo formulario. La propia sencillez del formulario puede conseguir que desconozcamos las implicaciones de la elección de una licencia u otra.
Cuando hablamos de software libre nos referimos a la libertad de los usuarios para ejecutar, copiar, distribuir, cambiar y mejorar el software. La idea es aplicar estos mismos principios a cualquier otro tipo de publicación, no imponiendo condiciones que limiten la libertad de los usuarios.
Las licencias Creative Commons son fáciles de enteder y fáciles de aplicar, pero la elección de alguna de sus variantes presenta varios problemas, problemas que debemos conocer y debemos tener en cuenta a la hora de publicar cualquier tipo de obra.

Incompatibilidad
La Wikipedia usa la licencia GNU Free Documentation License, la cual se ajusta al concepto de copyleft, en el contexto de Creative Commons esto se conoce como share-alike. Por ejemplo no se puede utilizar un texto de la Wikipedia en un sitio que usa una variante de la licencia no comercial, al igual que si publicamos un obra bajo una licencia del tipo no comercial, estaremos impidiendo que nuestra pueda formar parte de la Wikipedia.
Incluso existen problemas de compatibilidad dentro de las licencias Creative Commons, de modo que no es posible publicar una obra bajo una licencia BY-NC-SA, y mañana presentar una obra derivada bajo una licencia BY-SA.

Posibles usos
Una gran parte de los blogs actuales acostumbran a usar publicidad, algunos bloggers pueden vivir de ello, otros simplemente buscan ganar un dinero que les ayude a pagar su servidor. No importa la cantidad de dinero que ganen, cuando hablamos de un uso no comercial de la obra, nos referimos a la intención de obtener un beneficio. Un blog con miles de visitas diarias no podría publicar nuestra obra si estuviese obteniendo un posible beneficio con ello, cuando quizás nuestra obra necesite de la publicación en un a-list blog para darse a conocer.

El actual copyright
Las actuales leyes de copyright establecen que el derecho sobre la obra corresponde al autor por el solo hecho de su creación, siendo este derecho irrenunciable y transmitiendose únicamente por sucesión mortis causa. Este derecho se extenguirá trancurridos 70 años a contar desde el 1 de enero del año siguiente a aquel en que se produjo la muerte o la declaración de fallecimiento del autor. Perteneciendo durante esos setenta años a la persona natural o jurídica a la que el autor se lo haya confiado expresamente por disposición de última voluntad.
Aplicando una licencia del tipo no comercial estamos imponiendo que la obra no pase al dominio público hasta que no transcurran 70 años de la muerte del autor, un autor que publique hoy una obra y fallezca en el 2040 está limitando el acceso libre a la obra hasta el año 2110, cuando es posible que nuestra obra ya no sea interesante o actual.
Como posible solución se podría disponer que la obra pasa a ser licenciada con una variante que no sea del tipo no comercial, o publicar la obra directamente con una licencia copyleft.

Beneficio mutuo
Una licencia del tipo no comercial impedirá que las empresas, o cualquier usuario que pueda obtener un beneficio con su uso, se acerquen a la obra. Por otra parte, una licencia de reconocimiento sólo garantiza que de la obra derivada sólo permanezca libre la parte publicada por el autor original. Sin embargo aplicando una licencia del tipo share-alike se facilita el acercamiento de terceros a la obra, facilitando que se pueda generar un valor añadido. Pero, además, se garantiza que ese valor añadido permanezca libre, ya que la licencia obliga a que las obras derivadas se publiquen bajo la misma licencia.

Todo esto no quiere decir que las licencias Creative Commons sean malas, o alguna de sus variantes no deba ser usada. Simplemente se trata de poner en conocimiento las posibles repercusiones de la elección de una licencia u otra. Si por algún motivo se debe publicar una obra bajo una licencia del tipo no comercial, sería conveniente declarar el tipo concreto de protección copyright aplicada a la obra, especificando, por ejemplo, el número de años necesarios para que la obra pase al dominio público. De lo contrario los términos generales de la ley de copyright vigente se aplicarán sobre la obra, siendo inaccesible, al menos de un modo libre, durante los 70 años posteriores a la muerte del autor.

Referencias:



About Raúl

Raúl Ochoa, a spaniard working for Tuenti in Madrid, Spain. More about me.

Subscribe to the feed

If you want to receive a notification when I update the website, you only have to add the feed to your reader, or submit your email address and I'll let you know.

Categories